Protesta sindical

Publicado en por Alva

Ayer , día 8 de mayo, fue una jornada donde se ha testimoniado el divorcio del pueblo con aquellos que dicen ser los dirigentes democráticos salidos de las urnas.

 

El resultado de la jornada de huerla se puede resumir en la tremenda maniulación de los medios agradecidos al gobierno sociata.

 

Uno de ellos abría el Telediario delas nueve con uijn rótulo en mayúsculas: " FRACASO DE LA HUELGA", mientras la voz del locutor, contento de haberse conocido, decía que " la huella había tenido diversos matices y que no se sabía si había sido un fracaso o no".

 

Este país; llamado España, está todavía sumergido en la política de unos demagogos que lo llevan a la ruina desde varias vertientes.

 

Los funcionarios y trabajadores no se creen a los sindicatos que han estado negociando con el gobierno hasta los recorridos ,gritos, pancartas y calendario de las huelgas posibles.

 

Estos "ejecutivos sinciacles" al parecer se reunían en un hotel de lujo de la capital de España para planificar el "espectáculo huelguístico".

 

Están desacreditados y los diarios de de hoy anunican el fracaso real de la huelga y muchos piden la dimisión del los jefes sindicales, sectarios y demagogos , porque además no han dejado participar libremente a los sindicatos profesionales como el CSIF, incluso con enfrentamientos verbales y físicos en Logroño.

 

Hasta un niño de parvulitos se extrañaría que estos sindicatos acomodados fueran contra el dueño dela mano que les ada de comer.

 

La irritación en España crece por la prepotencia de stos polñiticos gobernantes y por los dsajustes verbales de la oposición en general, así como los desmanes en la política económica.

 

Tres ministros an usado los aviones de la fuerza aérea para desplazarse el mismo día a Bruselas.

 

Las medidas de ajustes comienzan por los más desfavorecidos y ellos se permiten el lujo de seguir derrochando el dinero en fastos y eventos más propios de dementes.

 

La deuda española cada vez cuesta más y los intereses son fabulosos.

 

El "gurú monclovita" sigue gustándose, se recrea en la suerte y conduce el convoy al precipicio.

 

Los palmeros que tiene a su alrededor dan la nota con sus formas necias de hacer declaraciones.

 

Los "subvencionados artistas cejiles, gays, lesbianas, travestís, transexuales,presos,

aliados de las civilizaciones, simpatizantes laicos,ONGs de todo tipo que lo único que hacen es originar conflictos y demás personajes, siguen con su papanatismop mientras se prolongue el dinero de los contribuyente "distribuido sociatamente".

 

Los problemas no existen para ZP mientras no le llame su amigo Obama que está chapoteando entre el petróleo que se le escapa de los pozos que explotan con una avidez notable y las soflamas de "patear el culo" a alguien que hasta la fecha no sabe.

 

El euro está amenazado por los manirrotos españoles, griegos, portugueses, húngaros y quién sabe si muchos más, por la ambición de las financieras y de los países ricos y por el machaque de los valores humanos que se los han cargado en beneficio del "becerro de oro " que es adorado actualmente en muchas partes del mundo.

 

Lamentable pero es así.

 

Aunuqe ahora tenemos la adormidera de Sudáfrica y nuestra selección española que aprovechara el "gurú" para usarla como él sabe. Y si no tendrá a su amigo el montañero leonés o a  la montañera vasca que acuden a Moncloa para que la subvención sea fija.

 

Y asío este "ministro de deportes", economista fino donde los hay, líder mundial de las civilizaciones, arreglador de entuertos, aregador a gritos de las masas adormecidas por los programas rosas y la memoria histórica, se va acercando a su Olimpo donde tiene reservada una gran butaca o sillón ZP, que no ha sido ocupada nunca y que en un rótulo ya preparado al efecto dice: " Al político y presidente de gobierno más nefasto de la historia de España y Universal".

 

Creo que además la butaca tiene unas abrazaderas especiales para que de allí no se mueva más en su vida.

 

9- junio-2010

Criticus

 

 

 

 

 

 

 

 

Etiquetado en Sociopolítica

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post