La derecha española

Publicado en por Alva

La derecha española tiene un gran problema que se resume en el liderazgo.

 

Da la impresión de que no desea ganar unas elecciones y que teme siempre que se le destape algún hecho concreto que se nos escapa a los mortales normalitos, auqnue es muy posible que lo intuyamos.

 

Desde el atentado del 11 M, estos izquierdistas de pacotilla y de salón, han tomado del ronzal a los que dicen son de derechas, o sea los dulces centristas, les han tomado el número y los tienen domesticados.

 

¿Por qué se han callado y no han sido más explícitos? ¿ Por qué tienen tanto reparo a confesar y declarar que son de derechas y que ven la vida de otra forma?

 

He aquí el gran problema.

 

Estos señores que ocupan actualmente Génova siempre han creído que al pueblo español se le convence desde posturas de plastilina, perfume caro y chaqueta cruzada y minifalda, además de jovencitos y meter la cabeza debajo del ala como queriendo exculparse de un pasado que aprovechan los zapateristas a sacar constantemente haciendo gala de su revanchismo, nostalgia y memoria histórica.

 

La derecha no levantará cabeza, a pesar de las magníficas encuestas, si no cambia de dirigentes, asesores y colaboradores.

 

Nada más hay que fijarse en lo ladinos que son estos sociatas que ante una debacle como la que se cierne sobre su agrupación de Madrid, ellos lo presentan como un acto democrático y la culpa siempre del los populares.

 

os asesores que tiene el partido popular han demostrado a conciencia su equivocación en todas las confrontaciones electorales ya que los rersultados asÍ lo demuestran pues las victorias podían haberse obtenido con un margen más evidente y , casi siempre, han tenido que pactar con los independentistas.

 

Así que no queda otra ante la noticia de la autoproclación ,según el congreso de Valencia del PP,  del líder de los populares.

 

Al frente de esta formación política tiene que haber un equipo que olvide un poco las formas débiles de realizar la oposición y que ofrezca a los españoles una forma de gobierno decidida, eficaz y alejada de las corruptelas.

 

Más decisión, más coraje y en definitiva menos pasteleo.

 

Los socialistas nunca han tenido la más mínima duda cuando hay que poner en funcionamiento el ventilador de la porquería y la descalificación sobre la derecha.

 

Si la derecha no se coloca en la cinta de salida bien posicionada, mucho nos tememos que seguirán las insensateces de un gobierno ignorante apoyado por los chamarileros independentistas que seguirán llenando sus alforjas de forma descarada y en detrimento de la unidad de España.

 

11-agosto-2010

Criticus

 

 

 

 

 

 

 

Etiquetado en Sociopolítica

Comentar este post