Enrique IV el Impotente

Publicado en por Alva

Juan I , casado con doña Beatriz de Portugal, que aspiró a la corona portuguesa que no pudo realizar debido a la peste y la derrota de Aljubarrota.

Así Portugal siguió su trayectoria de forma independiente de España hasta Felipe II en el siglo XVI.

Su hijo Enrique se casó con Catalina de Lancaster y fue el primer Príncipe de Asturias.

Durante el reinado Enrique III el Doliente, mediocre, se conquistaron cuatro de las islas Canarias por medio de Juan de Bethencourt que se incorporaron a la Corona de Castilla.

Le sucede Juan II , aficionado a la poesía y a las diversiones y en mediatizado por su valido don Álvaro de Luna que intentó controlar a la nobleza y terminó decapitado por la influencia de Isabel de Portugal. Fue el padre de Isabel la Católica y del príncipe Alfonso.

Durante estos reinados se perdieron varias ocasiones como la reunificación con Portugal que además intentó invadir Castilla hasta tres veces. Además se interrumpió la Reconquista y también se desperdició la creación de una monarquía fuerte e independiente de la nobleza como en Francia.

Enrique IV fue dominado por el homosexual Juan Pacheco ..

Parece ser que se dedicaba a la caza y a las acciones de la homosexualidad que practicó con Pacheco, después con Gómez de Cáceres y puede ser que con Francisco Valdés que se fue de la corte y lo recluyó después en prisión.

Miguel de Lucas tampoco se doblegó a los instintos del monarca y huyó al reino de Valencia.

También encarceló a Alonso de Herrera.

Era muy extravagante y monstruoso e inducía a las esposas a cometer adulterio.

Marañón en su estudio de Enrique IV dictaminó que posiblemente padecía una displasia eunucoide con una acromegalia y a la homosexualidad, es decir, Enrique IV no era totalmente impotente. Padecía una debilidad sexual.

Enrique IV se casó con Blanca de Navarra , hija de Juan II de Aragón. No tuvo descendencia.

Contrajo nuevo matrimonio con Juana de Portugal, madre de Juana la Beltraneja, porque se consideraba que era hija de don Beltrán de la Cueva.

Enrique IV nombra heredera a Juana la Beltraneja en detrimento de su hermano Alfonso.

Los nobles representan la Farsa de Ávila donde el Monarca es destronado en efigie y se proclama a Alfonso. Este muere atragantado al comer una trucha empanada y los nobles ofrecen la corona a Isabel. Pudo tomarla pero prefirió llegar a un acuerdo con Enrique IV. Aunque parecía que todo se iba a arreglar estalla la guerra civil al morir Enrique IV en 1474.

Durante este reinado se detiene la Reconquista, la modernidad se retrasa, aumenta la agresividad portuguesa y la monarquía es controlada por los nobles.

4-noviembre-2009
Marcus

Etiquetado en Nuestra Historia

Comentar este post