¿ Dónde está la Justicia?

Publicado en por Alva

Todos los días nos desayunamos con noticias que hacen desisitir de ser unos ciudadanos responsables y que pagan sus impuestos.

¿ A quién estamos subvencionando con nuestro dinero?

En primer lugar a unos políticos que deberían legislar para que el ciudadano, en nombre del cual se les llena la boca de ciudadanía, se sienta protegido y amparado por la Ley.

Pero no, eso no está siendo cierto. Las páginas de los periódicos se llenan de noticias en que una serie de "okupas",  en aras de unas necesidades inventadas o reales, proceden a dar una patada en la puerta de pisos cuando a ellos se les antonja, habitan en ellos hasta que la lenta justicia se pone en marcha y proceden al desalojo y dejan el piso inhabitable y con daños irreparables, siempre a cargo del dueño, mientras que el "delincuente ocupacional" se da a la fuga para proceder de la misma forma en otros lugares.

Los delincuentes siempre están protegidos con estas leyes garantistas que salen de la transición política y de la famosa reunión de abogados celebrada en León con el objeto de parir un Código garantista donde el ciudadano normal y honesto parece que tiene que sufrir las consecuencias de los depredadores sociales que hay en nuestro entorno.

Y así nos luce el pelo con las mafias explotadoras de muchachas que se dedican a la prostitución,  los extorsionadores que engañan a los emigrantes, los que asaltan joyerías; bancos, restaurantes y bares, gasolineras, etc.

Seguimos con los maltratadores y maltratadoras que acuden al asesinato fácil,  los abusadores de niños y niñas y , en general; con todo delincuente que aterriza en nuestro país por los informes que tienen de la suavidad de nuestras leyes y el arrobo con que les tratan nuestros abogados.

Mientras tanto la policía se ve desbordada en su trabajo bastante eficaz y los "cacos turistas" viajan hacia nuestro país porque saben que nuestros legisladores están durmiendo la siesta nacional.

Todo cambiaría si la mayoría silenciosa y dormida que deja los votos en las urnas no sólo no fuera a votar si no que se negara a pagar los impuestos. Ahí sí que se plantearía un problema de susbsistencia de esta casta política vergonzosa que tenemos.

13-I-2010
Criticus

 



Etiquetado en Sociopolítica

Comentar este post

Nerjeño 01/13/2010 17:47


Ciertamente es una verguenza pagar impuestos para recibir un servicio de justicia como el que tenemos mas preocupado de quien no paga un duro y quien solo da problemas e incrementa los gastos.
Claro que a la hora de votar, todos son votos y todos son iguales. Esa es una de los mayores méritos y a la vez de las mayores falacias de nuestras democracia.


Alva 01/13/2010 19:13


Seguiremos trabajando en la crítica constructiva. Gracias por tu comentario. Saludos