Demagogia con el estatuto catalán

Publicado en por Alva

El ilustre Tribunal Constitucional, después de un largo período de deliberaciones, extraño y poco edificante, ha dictado sentencia y ha dicho que hay una serie de artículos que son inconstitucionales y otros son interpretativos.

 

El parto de los montes al fin se ha dado.

 

Reacción a esta sentencia.

 

Pues ya la sabemos y sabíamos.

 

El ilustre presidente de la Generalidad acata pero claro, su eminencia legislativa, entendido en tanta y tantas cosas, ya ha anuncicado que estudiará la sentencia un equipo de juristas catalanes naturalmente.

 

Los ilustres demócratas de izquierdas y derechas, catalanistas ellos pero sin renunciar al dinero de Madrid,  dicen que es un cataclismo para la autonomïa en general y , naturalmente, anuncian la algarabía y la manifestación.

 

No es extraño desde luego,  que se reaccione así porque se les ha dicho algo tan lógico como que España es indivisible, que la justicia catalana debe estar siempre subordinada a la estatal , que en economía tampoco hay independencia y que el idioma no es preferente, ya que  ésto era lo que deseaban algunos para continuar administrando, por decirlo de alguna manera suave, los dineros de esta región maravillosa y los dineros del restro de España, porque para ésto sí que admitían España.

 

La señora vicepresidente del Gobierno de España, como le gusta a ella decir, argumenta que la sentencia es una derrota del partido popular. El retorcimiento argumental ya alcanza niveles que los demagogos griegos se quedarían atónitos ante tanto descaro.

 

La derrota socialista en este campo es clamorosa porque es el presidente de este gobierno de España, como les gusta decir, el derrotado, el que ha salido mal parado, ya que es a él y sólo a él al que se le debe imputar todo este proceso de demora , de insatisfacción y de falsas esperanzas, además de que no se cumpliera la ley adecuadamente en este territorio.

 

Y como siempre ante tanto,  tanto desmán y desatino lo que se pide son elecciones en Cataluña y elecciones generales para que el Estado tome el rumbo que esté de acuerdo con la categoría de nuestra nación y que este pueblo , además de la caña y la de gambas, se ocupe y preocupe de la educación, la ciencia, el arte y la técnica.

 

¡ Ah! , se nos olvidaba el civismo y el respeto por el país y sus costumbres y normas.

 

Demasiado , ¿ verdad?, para tanto irresponsable que está en política.

 

29-junio-2010

Criticus

 

 

Etiquetado en Sociopolítica

Comentar este post