Cambios

Publicado en por Alva

El mundo entero está ante su prueba de fuego más importante.

 

La subsistencia y el mantenimiento de unos parámetros adecuados con el objeto de que el ser humano pueda disfrutar del habitat natural están en juego.

 

La Tierra se rebela de forma inciontestable.

 

Los científicos se debaten en teorías contradictorias y los gobiernos ocultyan datos importantes de la evolución de los fenómenos metereológicos y los desastres ecológicos qu ese están produciendo en nuestro planeta.

 

Cuando les  interesa nos ofrecen imágenes de la NASA  que demuestran las aberraciones que se están cometiendo.

 

Las naciones han emprendio una carrera frenética por el consumo y la producción sin límites sin tener en cuenta la calidad y la racionalidad en la construcción de viviendas y lugares de residencia, contraviniendo las normas más elementales de racionalidad que dicta la Naturaleza.

 

Y así nos luce el pelo.

 

Catástrofes naturales evidentes que introducen un gasto tremendo para las arcas de los estados y que engloban una rueda endiablada de despropósitos.

 

El mundo está girando sin freno y sin rumbo a nuestro juicio.

 

Los incendios de Rusia, las inundaciones de Pakistán y la India lo corroboran, los fenómenos meteorológicos singulares en zonas que nunca los habían sufrido señalan las anomalía y las alteraciones de las corrientes y de los hielos polares le dicen al ser humano que esto va bien.

 

De ahí al caos sólo hay un paso porque todo esto va a tener repercusión en el suministro de los alimentos y en el movimiento poblacional, ambas cuestiones muy importantes a la hora de intentar solucionar los problemas.

 

Se ha demostrado que el boom Al Gore no solucionó nada, que la ONU se declara siempre incompetente para estos temas y que los demás van a su beneficio.

 

Así que los ciudadanos nos encontramos inermes ante tanto despropósito.

 

Quizás sólo nos queda esperar a la profecía maya del 2012.

 

11-agosto-2010

Criticus

 

 

Etiquetado en Sociopolítica

Comentar este post